Industria alimentaria

La industria alimentaria plantea demandas especialmente exigentes a las propiedades de envasado. Por ejemplo, en este sector, las botellas deben garantizar una protección óptima del producto envasado sin riesgo alguno de contaminación. Al mismo tiempo, el embalaje debe ser resistente a la rotura y estéticamente atractivo. Otro incentivo es que la producción sea rentable.

En este caso, las botellas de plástico ofrecen las propiedades ideales. Una estructura de pared multicapas formada por diversos materiales plásticos permite combinar diversos aspectos, como una forma óptima y transparencia, con, por ejemplo, una barrera de oxígeno para ayudar a conservar el producto envasado.

Las botellas de plástico son también especialmente ligeras y resistentes a la rotura durante los procesos de llenado  y de manipulación.