Industria automotriz

Cuando se desarrollan componentes nuevos para la industria automotriz, el objetivo de reducir el peso y los costes es tan importante como los problemas de seguridad. Diseños complejos significan que los componentes vienen en cualquier forma y tamaño. Al mismo tiempo, se plantean grandes exigencias a los  componentes en cuanto a durabilidad, fuerza y respeto del medio ambiente. Además, en los compartimentos del motor, los componentes deben poder soportar  importantes fluctuaciones de temperatura, al mismo tiempo que se minimiza cualquier impacto negativo.